evitar-newsletter-spam

Cómo evitar que tu newsletter llegue a SPAM

El envío de newsletters a nuestra base de datos de clientes es una de las acciones más recurrentes dentro de la estrategia digital de las empresas, ya sean pequeñas, medianas o grandes.

Sin embargo, hay muchas veces que, a pesar de ofrecer una propuesta de valor al usuario e invertir grandes esfuerzos en crear una newsletter atractiva, el email aterriza en la carpeta de “Correo no deseado” o SPAM de nuestros usuarios. En este post recopilamos siete consejos muy sencillos que te permitirán evitar esto, asegurándote de que tus clientes reciben tus comunicaciones. ¡Que lo abran ya es un capítulo aparte! 🙂

1. La cuenta de remitente (es decir, la cuenta desde la que se supone que enviamos el correo) debe existir de verdad. Normalmente, un alojamiento o hosting básico incluye varias cuentas de correo, así que basta con que actives una y la marques como remitente de tus newsletters. Si alguien contesta, recibirás la respuesta en el buzón de esta cuenta.

2. Existen determinadas palabras que llaman negativamente la atención de los filtros antispam. Si utilizamos términos como “gratis”, “dinero” o “XXX”, nuestra newsletter es muy probable que termine en la carpeta de correo no deseado.

3. Sucede lo mismo con las mayúsculas y con los signos de exclamación e interrogación. No abuses de ellos en el contenido de tu email. El asunto NUNCA puede ir completo en mayúsculas, acuérdate.

spam-newsletters

4. Es recomendable que la proporción de texto de tu newsletter sea mayor que la de imágenes. Hacer un envío con una sola imagen hará saltar las alarmas de los servidores y enviarán muy probablemente tu newsletter a la carpeta de SPAM.

5. Además, intenta evitar que el texto tenga diferentes colores de alto contraste. Es decir, que ni se te ocurra crear una newsletter en rojo, verde y amarillo si quieres que usuarios lleguen a leerte. Los sistemas de filtrado de los proveedores de email se fijan mucho en esto porque saben que los mensajes de SPAM suelen ser así.

6. Aunque dependerá de las necesidades de cada sector, intenta no utilizar símbolos monetarios como “€” o “$” y cifras altas. ¿Cuántas veces has recibido un correo fraudulento de que has sido elegido ganador de 1.000.000€?

7. Recuerda añadir siempre la opción de darse de baja de la lista de suscripción. Primero, porque si no lo hacemos, estamos cometiendo una ilegalidad. Y segundo, porque si no lo incluimos, el nivel potencial de SPAM de nuestra newsletter se multiplica y terminará casi seguro en la carpeta de correo que no queríamos. A todos nos duele perder suscriptores, ¿pero qué sentido tiene seguir comunicándote con alguien a quien ya no le interesas?

Estos siete consejos te ayudarán a evitar gran parte de las razones por las que nuestras campañas de email marketing terminan en el “Correo no deseado” de nuestros clientes. Si por experiencia conoces alguna más y quieres compartirla con nosotros, déjanos tu comentario aquí debajo. ¡Estaremos encantados de leerte! 😉

The following two tabs change content below.

Javier Arenillas

Growth Hacker at chicfy
Graduado en Comunicación Audiovisual y Máster en Dirección de Marketing Digital y Comunicación Empresarial. Empecé en el equipo de Social Media de Europa Press. Tras co-liderar la digitalización de la startup Amovens, me aventuré al mundo de la consultoría y exprimí durante dos años y medio en The Cocktail los proyectos en los que trabajé (Real Madrid, Worten, Iberostar, Santander, etc.) dentro del área de Datos y Analítica. Volví al mundo start-up como Head of Digital de Pompeii, pure player online de venta de zapatillas y ahora intento hacer crecer chicfy con analítica de datos y usuarios. Chic chic chic.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.